Al principio, nuestro grupo fue solo una idea, un sueño... Ahora, somos los Niños del Caparasol. Nos gusta jugar con las palabras, enredarlas en versos. Utilizaremos este espacio para contaros nuestras actividades, escribir poemas, conocer a nuestros poetas preferidos y divertirnos jugando con la poesía.

lunes, 5 de febrero de 2018

NIÑOS DEL COLEGIO DOCTOR LIMÓN DE PUERTOLLANO

Enero, árboles desnudos, una chimenea, una bufanda..., versos en el corazón.

Estrella, estrellita,
baja del cielo.
No tengas miedo
que yo te cuidaré
para que no te encuentre
el lucero.

Te cantaré una nana
de lluvia y caramelos
y tendrás un sueño dulce
dormida bajo tu paraguas.

El viento sopla fuerte,
y rompe la rama.
El viento es un huracán
que asusta a Doña Ana.

Qué bonito el crepúsculo
vestido de rojo,
con manto de terciopelo
cubre de lado a lado el cielo.

Tus ojos son de color ámbar,
igual que la miel.
Y cuando me miras
veo a las abejas en su panel.

(versos inspirados en las palabras de María)



Mi casa  es blanca por fuera y
roja por dentro.
Mi casa tiene una cocina y un baño
y dormitorios y un salón.
Pero lo más grande que tiene mi casa
es su corazón.

Nieve blanca igual que un hada
nube azul como el niño de Belén.
Que la noche está muy fría
Ven niño, ven, que yo te calentaré.

Una estrella en la cocina,
no sé qué hace allí.
Buscará algo de comer,
en el cielo no hay nevera
ni siquiera una sartén.

Reloj, relojito,
que siempre dices la hora,
podrías cantar un poco,
o salir a pasear por el mar y por las olas.
Viento, llévame lejos.
Llévame por el cielo y por el mar.
Viento, agárrame fuerte que miedo me dan
las altas montañas y las olas del mar.
Llévame lejos, que contigo quiero viajar.

Una hojita verde
del árbol cayó. Y el viento con cuidado
en una rama la dejó.
El otoño no ha llegado. No es tiempo de caerse,
Hoja, ándate con cuidado.

Quisiera tener alas de mariposa
y volar sobre las flores,
alas de colores, finas como la seda.
Quiero ser mariposa, una mariposa bella.

El otoño  es un señor,
que fuma pipa y lleva un abrigo marrón.
Se pasea por el parque y se sienta a pensar
en un banco vacío.
Le gustan las castañas asadas y mira a los niños
jugar. El otoño es un poeta.

El río corre sin parar, siempre tiene prisa.
Lleva cangrejos y peces pequeños.
En su orilla crecen juncos y hasta margaritas.
El río es como un niño que nunca está quieto.
El río corre que te corre, quiere llegar pronto al mar.

El arroyo cantarín bajaba por la ladera
cantaba canciones alegres
tan claras como el agua.
El arroyo acaricia la montaña con sus dedos de agua.

(Versos inspirados en las frases de Elvira y Jasmina)





La noche es bonita, bonita y oscura.
Tiene una cara negra,
negra como la aceituna.
Se parece a ti, niña de cuna.

La tormenta tiene una boca muy grande
por donde sale una música ronca.
Da miedo la tormenta
con su boca sin dientes, tan enorme.

Yo quiero ser poeta para cantarle a la luna
para que se duerma en su cama del cielo.
Y que aparezca por la mañana
cuando se levante el sol.
Así pondrá más atención en el cole
y aprenderá mejor la lección.

Voy a pintar el sol de color naranja,
de color limón.
Lo pintaré verde, rojo o amarillo
como el girasol.
El sol se ríe por lo bajo. Le da risa verse
pintado de tantos colores. Parece como si en el cielo
fuera carnaval.
De color verde, el sol parece un prado, o un bosque,
Y si lo pintamos de color naranja
parece un sombrero de paja. Qué risa, el sol de color violeta.
Parece un payaso majareta.
Mejor lo pintas amarillo con colores en las mejillas,
los labios de color rojo, y una corbata a rayas,
como te diga la imaginación.
Al sol se le puede pintar de cualquier manera
siempre que sea un sol.

(versos inspirados en las frases de José Domingo)









domingo, 28 de mayo de 2017

EN MAYO, FLORES Y VERSOS

EN MAYO, los versos florecen, cual amapolas, colorean el campo, alegran el corazón de los niños. Los versos traen alegría al colegio. Y los niños los recitan, brotan de su boca, frescos y rosados. Los versos son besos que ríen en sus labios.

                 Primavera (óleo sobre lienzo) Isabel J. Romero

Los zapatos de mi abuelo se rompieron, de tanto caminar por el mundo y de viejos.

Tengo un pajarito dormido en su jaula. Y no para de soñar. Por mucho que lo intento, no lo puedo despertar.

Ay, ay, soy un pájaro triste. No encuentro a mis hijitos. Alguien se los ha llevado del nido. No sé adónde mirar, tendré que viajar a la isla azul de mar, o a otro lugar dónde mis hijos puedan vivir en paz.

Soy un zapato guay, me encanta hacer deporte. Si mi dueño no me pone en su pie, me da mucha rabia, me pongo triste y lloro. Lloro porque a mí lo que me gusta es jugar y jugar. Algunas veces prefiero caminar y llegar hasta el mar.
Samara (Cole Dr. Limón)

          Lirios (óleo sobre lienzo) de Isabel J. Romero

Tengo unos zapatos que vuelan. Son como pájaros pero sin alas.

La primavera es inmensa. Todos los campos se visten de primavera. A mí la primavera me hace reír.

Soy la primavera de los niños y de las flores. Cuando veo a los niños lluevo de alegría. Los niños me hacen cosquillas en mi barriga de hierba. Ellos son las flores más bonitas de mi jardín.
Laura (Cole Dr. Limón)


Hola, soy el sueño. Por la noche me despierto para ir a trabajar a la mente de los niños. A los niños buenos les concedo maravillas; a los malos les dejo sueños terroríficos. A mí no me gusta soñar.
José Ángel (Cole Dr. Limón)


Soy un zapato con cordones, que sirve para la lluvia y el frío. Pero cuando llega el calor, mi dueño me deja abandonado en el zapatero. No me gustan las sandalias, sus tiras son feas. Yo, en cambio, soy elegante. Ay, qué largos se me van a hacer los meses de verano, encerrado, sin caminar.

Soy la alegría. Y cuando los niños están tristes yo los consuelo cantándoles una canción.
Amalia (Cole Doctor Limón)




martes, 2 de mayo de 2017

EL MAR

EL MAR
¿Cómo es el mar?...
El mar es más inmenso que el desierto y más profundo que la nieve. El mar es verde como los campos pero su hierba crece en las profundidades. El mar llama a los hombres y canta. Su voz tiene nombre de sirena.

                                        El mar (óleo sobre lienzo)
                                             de Isabel J. Romero


Ahora, chicos, expresad vosotros cómo es el mar ... (y los Niños del Caparasol del colegio Doctor Limón de Puertollano imaginan cómo es el mar).

El mar es tierno,
el mar se ha enamorado.
El mar se quiere casar con una avispa que no sepa volar.
Y los buceadores nadan junto a los peces,
nadan y nadan delante y detrás.
Sobre las olas, el surf brilla como una joya.
Y en el fondo cantan las sirenas con su voz de caracola.
Todos asisten a la boda.
La avispa es pequeña, el mar la abraza
con sus brazos de espuma.

SOY EL MAR
Me llamo mar, tres letras tengo.
Cuando estoy limpio me río
cuando estoy sucio lloro. Y lloro
cuando los barcos no navegan.
Y lloro cuando los peces mueren.
Y lloro cuando soy un mal loco.
Esmeralda


Soy el mar azul,
tengo muchos peces de colores,
plantas verdes y buceadores negros,
rocas de color naranja.
Por la noche brillo
y en el fondo soy oscuro.
Soy hondo, inmenso y salado.

Soy el mar…
a veces me arrojan basura,
a la gente no le importa
que esté sucio,
y luego vienen a bañarse…
Un día me enfadaré.
Los peces son mis amigos,
me hacen cosquillas en la barriga
y me río. Me sobra la sal.
Con mis brazos de olas
saludo a los bañistas y a los niños
que me cuidan.
Odio las bolsas de plástico,
y tampoco me gustan las latas de refrescos.
Yo prefiero ser un mar limpio.
J. Ángel


El pez naranja
se quiere casar
con una hormiga negra sin más.
Sueña tener hijitos
mitad pez mitad hormiga.

Soy el mar, coqueto y guapetón,
y me miro y me reflejo
en mi espejo de mar.
Es mi espejo cristalino
veo todo cuanto quiero.
Veo a los pescadores
con sus barcos y sus redes
pescando mejillones
y peces de colores.
Shamara
                                  

COSAS DEL MAR
Me presento: soy el mar,
y soy tan suave como el aire.
Tengo muchos amigos
que viven en mi barriga de agua.
Algunas veces, vienen buceadores
y les echan fotos a los peces.
Brillo tanto como una estrella.
Cuando llega el verano, vienen
los niños, y se bañan en mi playa
y a mí me gusta
acariciar sus
pies pequeños.

Los peces pequeñines me hacen cosquillas
por todas partes.
Soy feliz.
Sé hacer olas gigantes.
Nadie bebe de mi agua
porque está salada.
En invierno tengo frío.
Y cuando tengo frío, los peces
me arropan y así entro en calor.
Soy el mar azul.

Laura

lunes, 10 de abril de 2017

KIRA, LA NIÑA ESMERALDA


KIRA, LA NIÑA ESMERALDA, continúa haciéndose paso entre los lectores. Podéis contactar conmigo a través de facebook o en la página de la editorial EL OJO DE POE.



https://www.facebook.com/IsabelJimenezESCRIBE/?ref=aymt_homepage_panel

http://www.elojodepoe.com/producto/kira-la-nina-esmeralda-de-isabel-j-romero/

LOS NIÑOS DEL CAPARASOL APRENDEN A MIRAR

APRENDIENDO A MIRAR
Hay gente que camina sin importarles nada de lo que ocurre alrededor; caminan con la cabeza gacha, los ojos fijos en el suelo y los oídos sordos. No saben cuánto se pierden. Todo lo que para ellos carece de importancia, cobra sentido para los poetas.
¿Hay alguien más curioso que un niño?... Y esa curiosidad les hace captar la sencillez y la belleza del mundo.
Los poetas miran bien, saben mirar, son curiosos.
Porque escribir poesía no significa escribir versos cargados de diminutivos, sino aprender a mirar.
Y si miramos bien descubriremos que el invierno es un señor muy serio, que el reloj al despertar es como un gato que araña, que los árboles son gigantes cabezudos que aplauden al viento, que la nieve es azúcar que la luna derrama sobre la tierra al cocinar sus tartas de merengue. (Isabel J. Romero, coordinadora del Taller)

APRENDIENDO A MIRAR LA LLUVIA…

El sol y la lluvia
sacan a pasear al arco iris.
Entonces el cielo se vuelve de colores,
y el paraguas se tiñe de rojo. (Loquilla)

Ven, lluvia, ven.
Ven que me muero de sed.
Ven, por favor, que las flores te necesitan
y yo también te quiero.
Ven que me aburro si tú no me mojas,
y mi paraguas está triste en el paragüero. (Monster Higt)


La lluvia es clara, tan clara como el mar.
Me pregunto qué pasaría si la lluvia no cayera sobre la tierra mojada.
Triste y solo se quedaría el mar,
y triste estaría el paraguas.
La lluvia es limpia y clara. (Chula)


La lluvia imagina que tiene alas,
alas finas de agua.
Y vuela sobre la tierra
y llueve sobre el mar. (Maluma)

Cae la lluvia sobre las flores,
y viste el campo de primavera.
Cuando llueve mucho
el puente rebosa de agua,
parece una piscina
donde los niños nadan. (Rayo Celestial)

La lluvia cabalga en el caballo del viento,
y va dejando su huella
dormida en el suelo.
La lluvia cabalga, corre y trota
en su caballo hacia el cielo. (Rosalinda)

La lluvia me refresca, me hace feliz,
y me siento triste cuando se aleja de mí.
Y cuando sale el sol me pongo alegre
pero llueve en mi corazón. (Margarita)

Cuando llueve mi colegio brilla
Brilla como un niño,
bajo la lluvia y sin paraguas.
Mi colegio brilla igual que el sol.

¿De dónde viene la lluvia?
¿Dónde ha nacido la niña de agua?
¿En qué país del cielo vive?...
¿Y qué idioma habla?...
¿Por qué lloran las nubes
sobre el mar y el desierto?
Yo sé que lloran por amor.
Y la tierra las recibe
con los brazos abiertos. (David del Cielo).

Llueve.
Las hormigas corren que te corren,
llevan sus granos al hormiguero.
No tienen paraguas, no tienen sombrero.
Están empapadas con su grano a cuestas

caminan deprisa sobre la tierra mojada
como viejas de negro, ¡están tan cansadas! (Nina la Bailarina)





                                                                                                               


sábado, 18 de marzo de 2017

TALLER DE POESÍA MARZO-JUNIO 2017

TALLER DE POESÍA 2017: TRABAJOS DE LOS ALUMNOS PARTICIPANTES

Quiero ser el mar que empuja el barco a su destino,
quiero ser el mar que cuida de los peces,
quiero ser el mar de color azul,
quiero ser el mar que tiembla cuando la tormenta se enfada;
yo no quiero ser el trueno.

Mi colegio es una estrella que a los niño resucita.
Mi colegio es la luna que alumbra el conocimiento.
En mi colegio se siembran palabras
que luego florecen. (Poema al colegio)
(Seudónimo: David del Cielo)

Quiero ser una sirena
para saltar las olas,
quiero ser una sirena
para hablarle a las caracolas.
(Seudónimo: Suyaila)

En el mundo de la fantasía
soy un conejo  que a la luna adora,
y llega a las estrellas
y le gusta comer moras. 
(Seudónimo: Ángel poeta)

Me he convertido en un duende  
con las orejas puntiagudas y sin gafas,
un duende bueno y rebelde
y alto como una jirafa.
(Seudónimo: Rayo Veloz)

Soy una niña feliz y contenta
una margarita parezco, 
por el arco iris me deslizo
y un corazón llevo dentro.
(Seudónimo: Corazones)








TALLER DE POESÍA MARZO-JUNIO 2017

TALLER DE POESÍA 2017: PRIMEROS TRABAJOS DE LOS NIÑOS PARTICIPANTES

Yo quiero ser cantante
para cantarle a las flores,
yo quiero ser niña
y tener mil amores.
(Seudónimo: Maluma)

Yo soy un artista
con muchos pinceles y poca tinta,
un artista famoso
de esos que salen en la tele,
guapete y algo gracioso.
(Seudónimo: Raúl poeta)

Riendo voy por el río
hacia la risa del mar,
y sueño que soy un ave
para volar y volar.
(Seudónimo: Rosa linda)

Yo quiero cruzar el mundo
montado en bicicleta,
yo quiero escribir versos
y ser un niño poeta.
(Seudónimo: Rayo Épico)

Yo quiero ser mariposa
para viajar por el mundo,
libre y sin maletas
para oler solo las flores.
(Seudónimo: Nina, la cantarina)